Slider

¿Profesores Nativos o Colombianos?

Los estudiantes que han pasado por las aulas del Lincoln y han culminado sus estudios en los diferentes niveles del MCE, son testimonio de los resultados del método conversacional, que les ha permitido desenvolverse en situaciones donde el idioma inglés y francés son imprescindibles para comunicar y entender a otras personas que no hablan español.

Ellos, al igual que todos aquellos que hemos aprendido una segunda lengua, recordamos el nerviosismo que teníamos al estar aprendiendo, sobre todo en los primeros niveles del proceso.

De hecho, varios de los aspectos que preocupan a nuestros estudiantes, además del miedo a hablar, está la duda de cuando se puede tener una conversación de manera fluida, si es mejor el inglés americano o británico y si es mejor aprender con un nativo o colombiano. Todas estas dudas asaltan a los estudiantes debido a la ansiedad que les produce aprender una segunda lengua.

Con base en la experiencia que tiene THE LINCOLN ENGLISH CENTER, se recomienda primero, aprender con personas que hablen las dos lenguas, es decir, español y la lengua que se está aprendiendo. El motivo es muy simple, cuando se está empezando a aprender una segunda lengua, la ansiedad hace que se tengan problemas de retención de información, donde los estudiantes se preocupan demasiado por hablar bien y entender lo que escuchan, haciendo que la retención de información no se dé naturalmente y se pierda; los resultados de las evaluaciones son otro factor que afecta de manera negativa a los estudiantes, pues su preocupación de fallar en estos, hace que creer que no se está aprendiendo. Lo anterior, sumado a otros factores, hace que se pierda la confianza y seguridad personal sobre el proceso que se está llevando.

Entonces, un docente que ha tenido la oportunidad de haber aprendido una segunda lengua, podrá aportar desde su propia experiencia, brindar las claves para que el estudiante pueda superar cualquiera de los impases que se le presenten, dándole la seguridad y confianza que necesita.

Así las cosas, un docente que enseñe una segunda lengua, colombiano o nativo, deberá por lo menos tener el manejo de un segundo idioma para que ayude al estudiante a superar los miedos, conquistarlos y evitar las frustraciones derivadas del creer que no se aprendió una lengua porque no se cuenta con esta competencia, es decir, que se es incapaz de hacerlo por la razón que sea.

En THE LINCOLN ENGLISH CENTER, se cuenta con personal docente (colombianos y nativos), que además de ser calificado como docente (personas que tienen el conocimiento pedagógico para transmitir un conocimiento de acuerdo a los diferentes estilos de aprendizaje), son certificados con un nivel de maestría en inglés (nivel C1) y atraviesan por un proceso de entrenamiento para hacer uso de una metodología 100% conversacional en sus clases.